Desde esta pagina podes Compartir y guardar Consejos y cuidados del Palo de Agua en tu Marcador Social Preferido, o enviarlo por E-mail a tus Contactos.

Marcadores Sociales

E-mail

Enviar por Correo
mayo 05, 2009

Consejos y cuidados del Palo de Agua

Escrito en: Jardinería,Prensate Nº03

03_paloaguaEl Palo de Agua o Tronco de Brasil es una planta tropical, de hojas perennes, de uso ornamental, tanto para interiores como para exteriores. Esta planta tiene hojas colgantes de un verde brillante y que se caracteriza por una franja amarilla que las surca en el medio. Su tronco es marrón y presenta anillos.

Aunque no es común que las personas que posean esta planta lo sepan, el palo de agua florece. Su flor es de un aroma embriagador, pero esto solo ocurre en plantas adultas, de alrededor de 2 metros de altura.

Si tienes la suerte que tu planta florezca (lo hace solo una 2 veces en su vida) corta la flor apenas se marchite, ya que le quita mucha fuerza.

Así se encuentre en el interior de nuestro hogar o en el exterior, nunca la luz solar le debe dar en forma directa, ya que la quemaría. La debemos ubicar en un lugar iluminado, la oscuridad le haría perder el color a sus hojas.

La mejor época para llevar a cabo su reproducción es en otoño o primavera. Podemos hacerlo por medio de esquejes o tratando de que surjan raíces de troncos que hayamos podado.

Como es una planta tropical, la temperatura ideal es entre los 20º a 25º C. Si el ambiente es muy frío, las hojas se caerán y la planta dejará de crecer; el ambiente debe ser húmedo. Una forma de ayudar a esto, es limpiar las hojas con un paño húmedo y colocar esta planta rodeada de otras, así aumentaremos el nivel de humedad. También se la puede pulverizar 2 o 3 veces por semana.
Si le falta humedad las hojas comenzarán a secarse en las puntas.

El Palo de Agua no necesita mucha agua, hay que mantener el suelo húmedo pero sin llegar a formar charcos. Si notamos que las hojas se caen, es porque necesita más agua, y si pierden brillo sera porque hay exceso de agua.

Si queremos podar la planta, procederemos a cortar la parte superior. De allí, surgirán dos brotes laterales. Si queremos forma otra planta, hay que recordar poner en agua el brote cortado y cuando largue raíces, plantarlo en una nueva maceta.

La tierra de esta planta debe tener un buen drenaje, y hay que colocarle un poco de turba en la superficie. Cada 20 o 30 días debemos abonarla con un fertilizante líquido (diluido en el agua de riego) , en la época estival.

Cada dos años es conveniente trasplantarla a una maceta un poco más grande. Si el tamaño de nuestra planta es grande y se nos dificulta el trasplante, se puede renovar unos 5 cm de la tierra de la superficie por otra nueva.


Volver a: Consejos y cuidados del Palo de Agua